La Academia de Farmacia de Galicia celebró el día 3 de abril una sesión científica en la Facultad de Farmacia de La Universidad de Santiago de Compostela sobre desabastecimiento de medicamentos con el fin de analizar sus causas, posibles repercusiones sobre la salud de los pacientes y las soluciones que desde los diversos sectores implicados se plantean.

Participaron como ponentes cuatro expertos en las diferentes áreas:

  • Luís Amaro Cendón (Vicepresidente del Consejo General de Colegios de Farmacéuticos)
  • Jesús Sueiro Justel (Vocal de Asociación Galega de Médicos de Familia e Comunitarios)
  • Xesús Manuel Balea Filgueiras (Subdirector Xeral de Farmacia)
  • Emili Esteve Sala (Director del Departamento Técnico de Farmaindustria)

Tras las exposiciones de los cuatro ponentes y el animado coloquio posterior se puede concluir que el problema es complejo y multifactorial, que afecta a la Sanidad de todos los países de nuestro entorno y tiene una incidencia cada vez mayor: en los dos últimos años el número de medicamentos afectados por desabastecimiento se incrementó en un 44%. En el origen del problema puede estar una cierta trivialización en el concento del medicamento, que es tratado hoy como un simple objeto comercial, en el que hay que gastar lo menos posible, sin tener en cuenta que es el sostén fundamental y la mejor inversión en Sanidad.

De momento no se aprecia que esté afectado a la salud de los pacientes, pero se reconoce que si persiste puede llegar a hacerlo. En muchos casos, especialmente en personas mayores, los necesarios cambios en la presentación de los medicamentos habituales, puede generar inquietud, desasosiego y desconfianza, que, sin llegar a ser un problema para su salud, sí repercute negativamente en su bienestar.

La intervención del médico de familia, informando al paciente y modificando la prescripción cuando es necesario, y de los farmacéuticos comunitarios en las farmacias, reforzando esa información y realizando las sustituciones de los medicamentos en ejercicio de sus competencias, son elementos fundamentales para mantener la confianza de los pacientes en sus tratamientos, garantizar la adherencia y conseguir preservar su salud.

Las soluciones no son fáciles, pero parece que todos los sectores implicados son ya conscientes de la existencia de un problema que hay que afrontar. Recuperar la dignidad del medicamento, fijando precios razonables, reforzar nuestra industria farmacéutica, que permita reducir la dependencia de terceros países con inferiores estándares de calidad, llegar a acuerdos que garanticen la comercialización y el acceso a todos los medicamentos, son medidas que se proponen y al estar dimensionado el problema a nivel europeo, deben ser adoptadas a este nivel.


Categoría: Eventos en imáxenes , Novas